Presidente Bolsonaro demostró su rechazo a la Virgen María

El presidente Jair Bolsonaro participo de la ceremonia oficial del "Inmaculado Corazón de María", en el palacio del Planalto. El evento fue promovido por el Frente Parlamentario Católico y fue dirigido por el obispo monseñor Fernando Arêas Rifan.

El presidente Jair Bolsonaro participo de la ceremonia oficial del “Inmaculado Corazón de María”, en el palacio del Planalto. El evento fue promovido por el Frente Parlamentario Católico y fue dirigido por el obispo monseñor Fernando Arêas Rifan.

También participó, el padre Oscar Peroni, quien recordó a otros países que fueron consagrados al Sagrado Corazón de María y que habrían recibido milagros en su economía en algún momento.

El presidente Bolsonaro se hizo presente en la ceremonia, aunque frecuente iglesias evangélicas, continúa declarándose católico romano. Sin embargo, no se pronuncio como varios católicos esperaban. De hecho, fue el ministro de la Secretaría General de la Presidencia de la República, Floriano Peixoto, quien firmó el documento, junto a obispos que se encontraban en el lugar, el documento que formaliza esa “consagración” del país.

Aunque muchos evangélicos lo hallan criticado al presidente Bolsonaro , por compartir la ceremonia católica, la validez de la ceremonia pasó a ser cuestionada por no seguir el rito que los organizadores del parlamente esperaba. Debido a que el presidente de la república no fue quien firmo y tampoco hubo una validez por parte del vaticano.

Una de las entidades católicas más activo del país, el Centro Don Bosco, declaro: “El presidente no proclamó la consagración, ni firmó el documento de consagración. Luego del evento, Mons. Rifan resolvió hacer una consagración particular para intentar aliviar lo que de un principio fue frustrado “.

Comments

comments

Compartir